jueves, 28 de agosto de 2014

Una nueva forma de viajar: Turismo Rural Comunitario Costa Rica


Concepto de turismo rural comunitario:
El turismo rural comunitario se compone de experiencias turísticas planificadas e integradas sosteniblemente a los medios rurales y desarrollados por los pobladores locales organizados para beneficio de la comunidad. (ICT, PNUD, Alianza TRC 2005) (ACTUAR)

Una nueva forma de viajar.
Frecuentemente los destinos turísticos son vendidos como productos de paquete (empaquetados), donde todo está al alcance, mostrando sólo una cara del país al turista: la que vende (masiva). Costa Rica, no se librado de esta fuerte tendencia, promocionándolo como un paraíso natural, en donde cada año llegan más de un millón de turistas a recorrer parques nacionales, volcanes y playas. 
Pero en la otra cara de la moneda, se destaca que todavía muchos llegan a compartir con los ticos y las ticas durante su estadía. Quienes viajan a través del turismo rural comunitario aprenden de la vida cotidiana, sintiéndose huéspedes más que turistas. Ya que los pequeños albergues ubicados en pequeñas comunidades rurales, reservas naturales o territorios indígenas continúan sin alteración de su forma de vida adaptándose al gusto y necesidades del turista. Ya que el turismo rural comunitario está basado en el respeto a la comunidad anfitriona, a los invitados y al medio ambiente. Uno de sus principales atractivos es poder recorrer las áreas silvestres en compañía de un guía local conocedor de los usos tradicionales de las plantas, historias y vivencias.

Las seis características que lo definen son:
1-Integra las riquezas naturales y la vida cotidiana de la comunidad rural.
2-Promueve las prácticas productivas sostenibles dentro de la oferta turística.
3-La experiencia turística se adapta a la dinámica rural y, preserva la peculiaridad, rusticidad, el ambiente acogedor y confortable que caracterizan la ruralidad del país.
4-Se sustenta en la gestión y participación local, y fortalece la organización local en la que participan varias familias o toda la comunidad.
5-Integra a la población local en esta actividad empresarial, distribuye equitativamente los beneficios y complementa los ingresos de las familias rurales.
6-Promueve la tenencia de la tierra por parte de los pobladores locales.

¿Cómo surgió el turismo rural comunitario?
Costa Rica es un país que posee una fuerte organización cultural, donde en la comunidad más pequeña encontramos una asociación que trabaja por el desarrollo o la conservación local. Generando, poco a poco el interés por una nueva alternativa económica que permitiese crear oportunidades a partir de los recursos propios. Así nació otra forma de hacer turismo: ¡un turismo por el desarrollo! ¡un turismo rural comunitario!.
Concentrándose en sus actividades tradicionales, estos grupos locales se han ido poco a poco incorporando a esta nueva actividad, mediante procesos de formación y con la cooperación de diferentes organismos, así como de las instituciones del Estado.
Originando que el turismo rural comunitario se convierta en un motor para el desarrollo en muchas áreas rurales. Y específicamente favoreciendo a mujeres y jóvenes, que han encontrado una nueva ocupación con la que contribuyen con la economía de sus familias.

Es difícil resumir toda la diversidad y la riqueza de las experiencias de turismo rural comunitario en Costa Rica. Así que los invito a cruzar el umbral y aventurarse a conocer este bello país de una forma diferente.

Randall Brenes Zuñiga, 
profesor de Turismo en la Universidad Autónoma de Centroamérica, Costa Rica.

miércoles, 20 de agosto de 2014

Turismo y Cambio Climático. Pastoruri: de Glaciar a Ruta del Cambio Climático

“…nada es más simple, no hay otra norma, nada se pierde, todo se transforma…”


Así cantaba Drexler[1], haciendo alusión a la ley de conservación de la materia. Así, en definitiva, se explican tantas cosas… Pero ¿cómo explicar este paso del Pastoruri, de glaciar a Ruta del Cambio Climático? Se necesita reflexionar acerca de las acciones del hombre, se necesita conocer el funcionamiento de la naturaleza. Se necesitaron años para este proceso, y esa suma de factores que traen el fenómeno del cambio climático, debieron suceder una y otra vez, lentamente, como ver el tiempo caer en los relojes de arena. Así se dieron estas transformaciones.

“El Cambio Climático es un cambio significativo y duradero de los patrones locales o globales del clima, las causas pueden ser naturales, como por ejemplo, variaciones en la energía que se recibe del Sol, erupciones volcánicas, circulación oceánica, procesos biológicos y otros, o puede ser causada por influencia antrópica (por las actividades humanas), como por ejemplo, a través de la emisión de CO2 y otros gases que atrapan calor, o alteración del uso de grandes extensiones de suelos que causan, finalmente, un calentamiento global”.[2]

El cambio climático está sucediendo, y las evidencias son claras.

Este es el caso del glaciar Pastoruri, ubicado en Perú, dentro del Parque Nacional Huascarán. El cual a lo largo de 33 años ha perdido más del 27 % de su superficie.

Las autoridades, tanto nacionales como municipales, al detectar la disminución del flujo de visitantes, por el retroceso de la masa glaciar Pastoruri, han pensado en una alternativa para seguir con la actividad turística en la zona. 

Hasta hace un tiempo funcionaban allí diversos deportes y actividades de nieve, hoy tiene lugar una Ruta del Cambio Climático.

Esta iniciativa ha sido un trabajo conjunto entre el Sernanp (Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado), el Ministerio de Turismo a través del Plan Copesco, la Municipalidad Distrital de Cátac y la comunidad campesina de Cátac.

El nuevo circuito turístico comienza en el Centro de Interpretación de la Ruta del Cambio Climático. Luego se ofrece un recorrido por las lagunas que se han formado por el retroceso de los glaciares, para concluir la visita en el nevado Pastoruri.

Esta cuestión es una muestra clara de como el Turismo se ve afectado por el Cambio Climático. Lejos de quedarse lamentando las consecuencias, Perú ha buscado adaptarse y rediseñar su propuesta turística.

Podemos reflexionar acerca de esta propuesta, si es una buena alternativa, si el Turismo en zonas afectadas tiene un impacto positivo, si esto debiera ser el punto de partida para aminorar las acciones del hombre contra el medio ambiente, si es un buen llamado a tomar conciencia de lo que está ocurriendo…

Comienzo a recordar como empezaba el estribillo de aquella canción, y comprendo todo: 
“…cada uno da lo que recibe, y luego recibe lo que da…”

Aquello que el hombre ha hecho en la naturaleza, le ha vuelto a sí mismo. Quizás aún no es tarde para comenzar a cambiar aquello que damos, y así, será aún mejor lo que recibiremos a cambio.

- Puedes ver en el siguiente link algunas imágenes de la Ruta, acompañadas por el relato del jefe del Parque Nacional Huascarán. http://www.youtube.com/watch?v=R1cCaevddRc


Marcela Navarro, 
Estudiante de la Licenciatura en Turismo de la Universidad Nacional de Lanús, 
colaboradora voluntaria del Instituto de Turismo Sostenible para América Latina y el Caribe.


[1] Cantautor uruguayo.
[2] http://cambioclimaticoglobal.com/

Ciencia Ciudadana

         Buenos Aires, 8 de Diciembre. Fundación Plan21 tiene el gusto de anunciar el inicio de una nueva etapa de su relación con IB...